Actuación Laboral Ante COVID-19

Actuación Laboral Ante COVID-19

Ante la situación de excepcionalidad que estamos pareciendo por la pandemia relacionada con la infección por coronavirus (Covid-19), y las medidas topadas para evitar su propagación, a continuación pasamos a informar sobre las opciones que la empresa puede emprender en el ámbito laboral:

Se permite instar un ERTE (EXPEDIENTE DE REGULACION TEMPORAL EMPLEO). Esta figura la puede instar el empresario en caso de “fuerza mayor”.

Permite despedir temporalmente y/o reducir la jornada a sus trabajadores

El artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores prevé la suspensión de los contratos de trabajo cuando se produzcan “causas económicas, técnicas, organizativas o de producción derivadas de fuerza mayor”. Es una posibilidad que puede tener carácter permanente (ERE) o carácter temporal (ERTE).

Ante esto, también establece el artículo 47.3 del ET la posibilidad de ERTE por fuerza mayor. Este procedimiento se desarrolló  reglamentariamente a través del Real Decreto 1483/2012 de 29 de octubre, por el que se aprueba el reglamento de los  procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada. Para ello estableció un procedimiento cuya causa ha de ser constatada por la autoridad laboral, previo informe de la inspección de trabajo y de cuantos informes consideren indispensables. La autoridad competente dicta resolución en el plazo máximo de cinco días. Éste es el único reducto competencial que aún mantiene la autoridad laboral.

Un ERTE permite a una empresa suspender varios contratos de trabajo durante un tiempo determinado, o bien reducir durante un tiempo las jornadas laborales de ciertos trabajadores. Ello implica que la empresa se ahorraría esos salarios durante el tiempo y bajo las condiciones en que se realice el ERTE, si bien los empleados siguen vinculados a la empresa. De esta forma  tendrá que mantener en alta a los trabajadores afectados, así como la cotización por la cuota patronal. Y es que es obligación de la entidad gestora el abono de la prestación por desempleo que corresponde, junto con el ingreso de la cuota obrera.

Existen distintos motivos para iniciar un ERTE, normalmente relacionados con causas económicas, técnicas, organizativas. Uno de esos motivos, menos frecuente, se encuentra en las llamadas de causas de fuerza mayor: eventos extraordinarios y externos al círculo de las empresas, independientes de la voluntad del empresario, como podría ser el caso de una epidemia o pandemia.

Por tanto, está justificado legalmente iniciar un ERTE con motivo del riesgo generado por el coronavirus, aunque el Ministerio de Trabajo ha anunciado que trabajan en medidas para que los efectos para el trabajador se vean minimizados.

El Ministerio asegura que, si se decide suspender total o parcialmente la actividad mediante un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ya sea por decisión de las Autoridades Sanitarias o bien de manera indirecta por los efectos del coronavirus en el desempeño normal de su actividad, el ERE podrá ser de  suspensión total o parcial de la jornada o de reducción de la misma.

Se consideraran causas que justifican el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) si existen índices de absentismo que impidan la continuidad de la actividad en la empresa o que decida la autoridad sanitaria declare el cierre por razones de cautela.

Por todo ello, la empresa debe seguir el procedimiento establecido, que incluye el periodo de consultas con la representación de los trabajadores y tener en cuenta que éste se aplica sea cual sea el número de trabajadores afectados.

En el caso de que la interrupción de la actividad se entienda ocasionada por fuerza mayor, será necesaria la autorización previa de la autoridad laboral, aplicándose las peculiaridades previstas respecto a tal causa.

Cabe indicar que en caso de que un ERTE no sea considerado de “fuerza mayor”, su procedimiento se extiende a un mes,  el período de consultas es de 15 días y en el caso de PYMES sin representación sindical puede extenderse a más tiempo aún.

Por ello y para el caso de que tengamos que proceder a la solicitud de ERTE o ERE, será necesaria la reunión con los trabajadores de la empresa para la aprobación de las modificaciones necesarias y la presentación del correspondiente expediente ante la Autoridad Laboral.

Estaremos a vuestra disposición como hasta la fecha para resolver cualquier duda o aclaración.

En nombre de las personas que trabajamos en Blancafort queremos transmitir una pronta recuperación a todos los afectados y ánimos para familiares y allegados.

Continuaremos informando de las novedades conforme evoluciones la situación.

Cualquier aclaración o duda estamos a vuestra disposición

La pregunta clave: ¿Se puede despedir a un trabajador estando de baja?

A veces alguien viene y te cuenta: “me han despedido estando de baja” o bien, “tuve un accidente y la empresa me despidió…” Ante este tipo de situaciones nos preguntamos: ¿es legal este despido? ¿Qué se puede hacer?

A simple vista la respuesta es SI. Pero debes saber que es posible siempre y cuando la empresa manifieste una de las causas establecidas por ley y la razón no sea la propia enfermedad del trabajador.

Por ello el despido debe fundamentarse por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, que es lo que se conoce como despido objetivo y quedan establecidas en la Ley.

Casos en los que no podemos ser despedidos

Cuando la mujer está embarazada o dentro del período de lactancia, es decir, en las catorce semanas posteriores al parto, el despido será considerado nulo. Asimismo, tampoco pueden ser despedidos estando de baja los miembros del comité de empresa, que tienen una especial protección.

¿Que ocurre con la prestación por Incapacidad Temporal en caso de despido?

En el caso que el trabajador esté de baja cuando es despedido, y sigue en esta situación, tendrá derecho a seguir cobrando una prestación que sea igual al paro abonada por la Mutua de Trabajo que tiene contratada la empresa. Una vez finalizada la situación de baja, éste deberá presentar una solicitud la prestación de desempleo correspondiente en un plazo de quince días desde el alta. En estos casos, se llevará a  cabo un descuento de la prestación de desempleo sobre la cantidad percibida desde el fin del contrato hasta la alta médica.

Si tienes alguna duda no dudes en escribirnos.

Blancafort es especialista en asesoría laboral

 

¿QUÉ ES EL FINIQUITO?

¡Todo lo que tienes que saber sobre el finiquito!

 

Cuando finaliza una relación laboral de cualquier tipo, tanto sea por causa de baja voluntaria, fin de contrato o despido en cualquiera de sus modalidades, la empresa viene obligada a efectuar la liquidación de saldo y finiquito de todas las cantidades devengadas, pero no percibidas  hasta el último día de trabajo. Leer más

LA EMPRESA NO ME FACILITA LA COPIA DEL CONTRATO, ¿QUÉ PUEDO HACER?

¿Te ha pasado alguna vez que estás trabajando en una empresa y has firmado el contrato pero no te facilitan una copia?

 

A veces sucede que, los trabajadores proceden a la firma del contrato y de la copia de este, pero, estos dos documentos, quedan en poder del empresario, al igual que el documento anexo al contrato donde se declara que el trabajador ha recibido información y formación adecuada a su puesto de trabajo, así como de otros elementos esenciales del contrato. Leer más